Cómo evitar una plaga de termitas

Consejos para impedir una plaga de termitas en nuestro hogar

  by    0   0

Sufrir una plaga de termitas en una comunidad es un proceso largo y duro que puede acarrear verdaderos quebraderos de cabeza sino se toman las riendas desde un primer momento. Si hemos detectado su presencia, el único remedio fiable y eficaz es la contratación de una empresa de control de plagas. Ella será la encargada de establecer un tratamiento con el fin de erradicar la presencia de este xilófago. De todas maneras, si no queremos vernos en esta situación siguiendo estos consejos para prevenir una plaga de termitas en el hogar, podrás tierra de por medio.

No son remedios eficaces al 100% pero más vale prevenir que curar. Por lo que con estas simples acciones ayudaremos a que este insecto no entre en nuestro domicilio y cause importantes daños que puedan afectar incluso a la estructura del inmueble.

El gran problema de este xilófago es su difícil detección. Generalmente cuando localizamos este inconveniente la plaga ya está muy extendida y solo nos queda recurrir a una empresa de control de plagas quien se encargará de poner fin a esta situación.

Tips para impedir la entrada de una plaga de termitas

Lo primero que debemos tener en cuenta es reducir los puntos de entrada. Es decir, hay que tapar y sellar grietas, agujeros en los cimientos o cualquier espacio que sea proclive a la entrada de las termitas.

Junto a este aspecto, no podemos olvidar todo lo que rodea a tuberías, bajantes, canalones etc. Eliminar todo resto de humedad y suciedad resultará primordial. Las termitas se sienten atraídas por ella y no dudan en realizar todo lo que esté en su mano para entrar en lugares con altos índices. Asimismo, no olvides tener ventilados sótanos y espacios de acceso para impedir su entrada.

Tras asegurar estos lugares de nuestro inmueble, toca prestar atención al exterior. Si contamos con superficie ajardina, debemos asegurarnos de su cuidado. Tenemos que evitar la presencia de árboles o plantas secas y si almacenamos leña, debe estar como mínimo a 6 metros de los cimientos.

Por último, toca poner nuestro granito de arena y para ello lo mejor es evitar recoger muebles en contenedores o comprarlos en tiendas de segunda mano. Si nos hemos enamorado de alguno, antes de meterlo en casa lo más indicado es realizar un tratamiento antitermitas para evitar introducirlas.

De todas formas, si buscamos un método eficaz y duradero, en el mercado existen diferentes tratamientos preventivos que se colocan alrededor de la vivienda o directamente en la madera y que impiden la entrada de este xilófago. Para ello, lo mejor es ponerse en contacto con profesionales. Ellos analizarán la situación y te asesorarán sobre cuál es la herramienta indicada para mantener alejados de nuestro inmueble a este diminuto y voraz enemigo.

RELATED POSTS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *